Biofotones

Los biofotones, son responsables de la organización y comunicación celular

BIOFOTONES

Los biofotones, es decir fotones biológicos, no se producen como producto de las reacciones enzimáticas entre los sistemas biológicos son luminiscencias químicas de muy baja intensidad, ultra-débil; los biofotones en definitiva son un difusa luz celular coherente dentro del rango del espectro visible, luz emitida por las células vivas que sería la responsable de la comunicación celular y explicaría la rapidez de la misma que es inviable con procesos enzimáticos.

La coherencia de la luz que emiten los biofotones y los campos electromagnéticos que generan serían pues los responsables últimos de todos los procesos fisiológicos, de hecho Luc Montagnier Premio Nobel de Química argumenta que el ADN traslada su estructura a otra moléculas con procesos electromagnéticos y Fritz-Albert Popp que posiblemente sea el investigador más importante en el campo de los biofotones, cree que el ADN no solo se sirve de los campos electromagnéticos si no que es él quien genera luz coherente cuando absorbe  la luz solar.

La coherencia de la luz que emiten las células, los biofotones, es fundamental para entender el fenómeno, la radiación producida por la luz se encuentra entre los 400 y los 800 nanómetros, habitualmente las ondas de luz se superponen unas a otras y eso produce diversas intensidades con puntos máximos y mínimos, son elementos que la hacen incoherente, pero cuando todas las ondas emitidas tienen la misma longitud y orientación, están en fase, la luz se denomina coherente. Las células emiten pues una luz coherente que es la responsable de un enorme movimiento de energía organizado que produce la instantánea comunicación celular.

El físico alemán Fritz-Albert Popp establece también la relación entre dicha coherencia de la luz emitida por las células y la salud, de forma que la pérdida de coherencia en los biofotones evidencia un trastorno ya sea psíquico o físico, el cuerpo emite luz incoherente, dicho de otro modo, la luz interior de nuestro cuerpo y su estructura ordenada definen la salud del mismo.

Biofotones para la comunicación celular

La importancia de la luz en la salud y el bienestar se pone de manifiesto desde 1900 con los baños de luz en los balnearios de la época para tratar la tuberculosis. Niels Ryberg Nobel de Fisiología y Medicina, profundizó en la utilización terapéutica de la luz con sus tratamientos para los problemas de piel y Alexander G. Gurwitsch, que por cierto fue el primero en hablar de los campos morfogenéticos, fue también el primero en hablar de los fotones ultra-débiles que emiten los seres vivos que vinculó con la división celular. Actualmente es Sheldrake con su hipótesis de la causación formativa en la que los campos mórficos generarían una resonancia que actuarya a través del espacio y el tiempo quiando la evolución de los seres vivos que actuaría como una energía, un campo, consciente de lo que denominamos reino en el ámbito de la biología.

Siguiendo la hipótesis Sheldrake los campos electromagnéticos coherentes generados por los biofotones no solo estructurarían la comunicación celular si no que actuarían sobre la estructura y memoria del campo mórfico.

El efecto del enlazamiento cuántico apoyaría dicha hipótesis, desde el momento en que dos fotones se relacionan, se enlazan y pueden ser descritos con la misma función de onda aunque se encuentren a distancias astronómicas de modo que un cambio en uno de ellos se manifiesta instantáneamente en el otro, es pues estimulante la línea de trabajo Montagnier con el ADN que transportaría su información gracias a mensajes electromagnéticos. Montagnier realizó un experimento muy interesante, dispuso dos tubos de ensayo uno conteniendo ADN y el otro solamente agua los aisló de cualquier influencia y los expuso a campos electromagnéticos débiles para después someterlos a reacciones enzimáticas que, de encontrar ADN, producirían copias del mismo; sorprendentemente en ambos tubos de ensayo se localizaron fragmentos de ADN.

¿Cómo pudo pasar la información de un tubo al otro? La idea del ADN como emisor/transportador de luz encajaría con ese escenario pues sería la única explicación posible, es decir, luz y enlazamiento cuántico.

En cualquier caso parece que los patrones de luz de los biofotones pueden generar equilibrio y salud si son coherentes.

Todos los datos infieren a reforzar la idea de que el ADN es un generador de luz, láser, que absorbe de la luz solar y de otras fuentes y le da estructura y dirección de forma que el origen de los estados coherentes de luz de las células es el ADN que sintoniza y modula las ondas electromagnéticas.

En una línea de investigación similar la doctora Esther del Río ha demostrado que en el agua del cuerpo humano existen «clatratos» que facilitan que la luz se transmita instantáneamente por todo el cuerpo y con ella la información, formando moléculas de cristal liquido que reaccionan con una red magnética dispuesta por todo el organismo. Los biofotones explicarían situaciones de autocuración si las células reciben la información electromagnética, coherente y precisa.

Fritz-Albert Popp, realizó un experimento en el que midió la luz emitida por los huevos de gallinas criadas y alimentadas en la naturaleza y las de gallinas de granja en condiciones de poca y mala luz, estrés y una alimentación poco natural.  Los huevos de las gallinas criadas en libertad emitían luz coherente y huevos de las gallinas de granja incoherente.

Biofotones y ADN

Los biofotones pues nos muestran que la salud en definitiva es una situación de luz interior coherente. El ritmo de nuestra vidas y la organización de las mismas así como sus horarios hacen que cada vez estemos más alejados de los ritmos de luz naturales, cada vez estamos menos expuestos a la luz natural, nuestra iluminación es extremadamente deficiente tanto en intensidad como en calidad. Los baños de luz natural que le proporcionan la Natural Light producen una estimulación profunda de la mente la emoción y el espíritu.

Estamos a tu disposición para cualquier consulta

Biofotones y ADN, luz celular
5 (100%) 5 votes

14 + 3 =

Biofotones y ADN, luz celular

¡No lo pienses más!