Depresión

Tratada con fototerapia y fosfenos

Depresión luminoterapia y fosfenos

La tristeza, un bajo tono vital, el desinterés, la frustración, etcétera, son situaciones normales que aparecen en el transcurso de la vida y que no deben considerarse patológicas si no se prolongan en el tiempo y si no inhabilitan a la persona para que desarrolle su día a día, en cambio cuando estas emociones son severas e impiden relacionarse socialmente con normalidad, se convierten en una enfermedad que denominamos depresión. Los diferentes tipos de depresiones que existen son muy variados, desde una posparto, a una mayor, una depresión endógena, una crónica, una depresión infantil, una reactiva, psicótica, posvacacional, bipolar, la depresión estacional, etcétera, en definitiva existen muchos tipos de depresión.

Las causas de la depresión pues, son tan diversas como su tipos, desequilibrio en los niveles de neurotransmisores, excesivo cortisol, una visión social limitada en un entorno familiar triste, la falta de recursos vitales para afrontar perdidas, desencuentros, frustraciones por no superar retos, también por ejemplo la incapacidad de adaptación a los cambios, una personalidad inestable, etcétera, las causas son pues muy variadas así como sus síntomas que se manifiestan en muchos tipos de trastorno. Desde la irritabilidad al insomnio, la fatiga o los sentimientos de culpa, los síntomas de la depresión son extensísimos.

Prevenir el trastorno depresivo y tratarlo con luminoterapia

El trastorno aparece cuando surge el desequilibrio, es normal que debido a la constante presión que el día a día produce en nuestras vidas, tengamos síntomas de depresión y ansiedad síntomas físicos incluso, pero cuando existe la suficiente energía y equilibrio son trastornos pasajeros que superan la mayoría de las personas con mayor o menor dificultad. La luminoterapia nos puede aportar la cantidad extra de fuerza, de energía que nos permita tener las reservas anímicas para afrontar los envites del día a día y de sus exigencias. Para ello no tenemos mas que solapar cualquier actividad que habitualmente realicemos, con el baño de luz que nos ofrece la lámpara de luminoterapia de Dr. Lefebure Methods.

Causas de la depresión

Leer, escuchar música, o bien realizar cualquier actividad junto a su fuente de luz natural nos aportará vigor y determinación, es un mensaje a nuestro cerebro de que debemos está activos pues estamos sumergidos en una potente luz que es indicativo de movimiento de acción y determinación, de vigilia. Así pues, con solo de quince a treinta minutos por día de fototerapia gozaremos de un empuje añadido que nos dará la clave para evitar los síntomas de una depresión grave, naturalmente también los de un estado transitorio de tristeza o bajo tono vital, pues la luz es siempre sinónimo de alegría y actividad.

Depresión como tratarla naturalmente

Una cosa es el baño de luz y otra muy distinta es llevarla al interior de nuestro cerebro para producir una efervescencia neurológica que el Dr. Lefebure demostró que está presente cuando se crea un fosfeno, es decir, una imagen de persistencia retiniana que aparece tras observar durante un corto espacio de tiempo una fuente de luz adecuada. La estimulación que se produce es tal, que el método descubierto por el Dr. Lefebure y desarrollado por Dr. Lefebure Methods tiene implicaciones profundadas en la neuropedagogía, es decir, en la mejora del rendimiento cognitivo. Además, cuando el cerebro bañado de luz es fuerte cognitivamente, se produce también un enorme aumento del tono vital y del equilibrio emocional, así pues, la luz del fosfeno disipa las causas de la depresión que en definitiva siempre acaban siendo la falta de energía para superar los inconvenientes propios de la sociedad y de la propia existencia.

Para realizar fosfenos con la Natural Light no tenemos mas que mirarla durante cuarenta segundos, entonces se produce la estimulación cerebral que se manifiesta en el fosfeno. El fosfeno si se cierran los ojos, aparece en el campo visual como un bonito sol de colores cambiantes que desfilan por tres minutos, en cambio con los ojos abiertos se percibe los primeros segundos, como una esfera luminosa que parece flotar delante del sujeto. Realizando a lo largo del día de forma si es posible escalda, sesenta fosfenos, la depresión y ansiedad se mitigan y tienden a desaparecer.

Es obvio que la luminoterapia o fototerapia es un recurso de ayuda y no debe nunca sustituir el tratamiento farmacológico para la depresión prescrito por un facultativo, pero es fácil entender que si el trastorno afectivo estacional tratado con luminoterapia obtiene tan buenos resultados como para que la Asociación de Psiquiatría de USA concluya que es tan o más efectivo que los tratamientos farmacológicos, con el resto de trastornos relacionados también los tenga, con más razón además, si se incorporan los fosfenos, es decir, la estimulación directa del cerebro.

Luminoterapia para la depresión

Estamos a tu disposición para cualquier consulta

Depresión y fototerapia
5 (100%) 3 votes

6 + 2 =

TRATAR LA DEPRESIÓN CON LUMINOTERAPIA O FOTOTERAPIA

¡No lo pienses más!